El Pincha fue uno de los mejores equipos de ese certamen. Foto: Telam

En una noche como la de hoy, pero del 2013, Estudiantes (BA) sorprendió al River de Ramón Díaz y lo eliminó de la Copa Argentina con aquel agónico gol de Pablo Ruiz.

Se vivía un partido con mucha intensidad en el Bicentenario Ciudad de Catamarca, donde el Millonario tenía que consagrarse en la Copa Argentina para luego clasificar a la Libertadores del próximo año.

Sin embargo, se topó con el Matador de Caseros, equipo de la Primera B Metropolitana al que todos creían que no iba a llegar lejos, ni mucho menos midiéndose con uno de los grandes del país.

Al principio parecía que La Banda se llevaba el triunfo por varias llegadas al arco blanquinegro, pero poco a poco comenzó a bajar el nivel. En ese momento, apareció Pablo Ruiz, el héroe de esa noche que abrió el marcador a los 34′ de la etapa inicial.

La mala actuación del club de Núñez provocó que Ramón Díaz le pida a los hinchas millonarios que dejen de silbar y pedirle a sus jugadores que “pongan huevo”, mientras que todo Caseros se vestía de fiesta.

Más tarde, el Pincha eliminó a Banfield en los octavos de final y a Talleres de Córdoba en cuartos, pero cayó en semifinales frente a San Lorenzo. Aun así, fue la mejor versión de Copa Argentina para Estudiantes y sus fanáticos no se olvidarán nunca de este gran partido.

Resumen del encuentro:

No hay comentarios