La gente que realmente quiere al fútbol, necesita que esto se termine.

Mientras se espera que el Tribunal de Disciplina dicte el fallo final, desde éste humilde medio nos preguntamos: ¿Cuándo van a cambiar las cosas? ¿Qué se tiene que hace con nuestro fútbol?

Para ingresar un poco en el contexto de lo acontecido, decidimos replicar un video con el resumen del partido que fue emitido en ESPN…

No es una novedad la violencia relacionada con la redonda. Hace tiempo ya que la pelota rueda manchada por todos los acontecimientos que nada tienen que ver con el deporte. Nuestro fútbol está totalmente manchado.

Se escuchan opiniones como: “Nosotros ya ascendimos. Si me quieren sacar el partido en un escritorio, me retiro”. Un análisis en frío de esta situación es que la masa de los jugadores, porque el 90% lo hace, intenta sacar ventajas anti deportivas. ¿Qué es lo que actualmente “rige” a nuestro fútbol? El reglamento, que expresa lo siguiente en relación a lo acontecido:

En caso de continuarse este partido, que los jugadores de Comunicaciones no quieren hacerlo, deberá realizarse por 5 minutos en dos tiempos. Esto, generaría un sin fin de opiniones diferentes. Pero al analizar uno de los últimos párrafos, habla de la quita de puntos para el equipo que ha iniciado los actos con el fin de sacar “una ventaja deportiva”, con quita de 9 a 30 puntos. Se habla de que en la categoría en la que esté, Riestra contará con una resta importante de puntos. En el caso de que le den por ganado el partido, ¿para qué lo harán ascender si está casi condenado a un posible descenso?

Otro de los puntos entre los que se inicia este debate es ¿por qué le darían por ganado el partido a Comunicaciones, si también tendría que haber sido sancionado? No podemos castigar a hechos que ya han acontecido si no mirar de cara al futuro. ¿Cuándo van a empezar a cambiar el fútbol argentino? O mejor dicho, ¿cuándo se va a hacer respetar el reglamento?

Los arqueros hacen tiempo, las pelotas con los triunfos locales desaparecen, el tiempo neto de juego cada vez es menor y encima ahora se suman las invasiones de campo. Esto hace que ganar de visitante hoy en día es más difícil que recuperar las Malvinas. ¿Cuáles serán las soluciones para castigar a todas estas cosas? Aplicar el reglamento.

Algunos de los antecedentes de Riestra que hacen pensar que fue adrede:

 

En esta primera ocasión y sin la televisación del encuentro, algunos particulares decidieron invadir el campo pero no pudieron porque la seguridad, en ese entonces, apaciguó el ingreso de los mismos. El juego se detuvo, se reanudó e Ituzaingó convirtió el descuento que lo llevó a los penales.

En la segunda, no dudaron. Invadieron el terreno de juego con el partido 3 a 2 a favor de Riestra y el cotejo se dio por terminado con el resultado del momento. El Blanquinegro ascendió a la Primera C.

Y el tercero es el más conocido por todos. Ayer, Leandro Freire fue el principal responsable de la invasión a falta de 5 minutos. Hay imágenes reales de las dimensiones de la cancha al momento de la final, con las áreas gigantes y hasta con una línea torcida.

Nuestra sociedad de cambiar para que nuestro fútbol lo haga. No queremos que gane Comunicaciones, solamente que triunfe el deporte. Esto no se trata de sacar ventajas constantemente, si no competir sanamente por la pasión que tanto nos caracteriza. Para eso, todo, debe volver a nacer.

No hay comentarios