Defensa y Justicia solo acumuló 4 puntos en lo que va del torneo. Foto: La Nación

Luego de la derrota ante Unión el domingo pasado, el ya ex entrenador de Defensa y Justicia renunció a su cargo debido a un cruce de palabras con un dirigente.

Vivas llego al club como sucesor de Sebastián Becaccece, quien tuvo que dar un paso al costado luego de su excelente campaña para hacerse cargo junto con su equipo de la Selección Sub-20 y además ser ayudante de campo Jorge Sampaoli en la Selección Argentina.

Nelson tuvo su primer debut en Defensa, nada más y nada menos que ante Chapecoense, en Chapecó, por el partido de vuelta de la Copa Sudamericana 217 (en la ida el conjunto varelense había ganado 1-0). Con un plantel con jugadores nuevos, no supo aprovechar la diferencia a favor y cayó 1-0. No supo revertir el resultado en los penales (4-2) y quedó eliminado.

En la Superliga sumó un solo triunfo, un empate y dos derrotas. Con 10 goles en contra y 7 a favor. Durante la tarde del domingo, aún no se rumoreaba nada de la renuncia del técnico. El club en su página oficial lanzó un comunicado para informar al público que Nelson había decidido personalmente dar un paso al costado en su carrera, sin más explicaciones. Esto daba a entender que los resultados estadísticos no eran los favorables y por eso decidió tomar esa decisión.

Con el correr de las horas se dio a conocer el motivo de esta osadía, y es que finalizado el partido ante Unión de Santa Fe, el plantel junto con el cuerpo técnico y dirigentes volvían a Varela en el micro; se generó un dialogo entre Vivas y el hijo del presidente, Diego Lemme, secretario de Fútbol del club. Charla que enfureció al técnico y declaró: “a mí nadie me arma el equipo”.

En una entrevista con La Red, el DT declaró lo ocurrido: “Diego se acercó luego del partido al micro y me hizo algunos comentarios que son inapropiados para el rol que ejerce cada uno. Invadió mi rol y traspasó una línea que tiene que ver con el respeto, me dijo por qué ponía a tal jugador si sabíamos que no podía jugar y que había que tomar decisiones que no dañaran el prestigio conseguido por la institución”. Para finalizar agregó: “Yo le dije en buenos términos que iba a tener que encontrar a la persona que tomara esa decisión. Que la tomara él u otro, pero que yo no las tomaba más y ahí terminó”.

El presidente de la institución habló el lunes por la mañana con la prensa y dio su versión de los hechos: “La charla de Diego fue como la de cualquier día de la semana. Jamás se le quiso poner un jugador”, y acotó: “No hubo reproches. Fueron comentarios sobre el rendimiento de algunos jugadores que a Vivas no le gustaron”

Por el momento, el plantel se entrena bajo las órdenes de Manuel Fernández, DT de la reserva del Halcón y será quien los dirigirá el viernes cuando enfrenten a Huracán por la quinta fecha del Torneo.

No hay comentarios